Rosario a la Santísima Trinidad

Rezar el rosario a la santísima trinidad representa una parte fundamental de nuestra vida como cristianos católicos, por esa razón si aún no sabes cómo hacerlo, ¡no te preocupes! que en esta ocasión te enseñaremos de forma rápida y sencilla.

Cómo Rezar el Rosario a la Santísima Trinidad

Cuando hablamos del rosario en honor a la santísima trinidad, debemos destacar que existen 2 maneras de rezarlo, las cuales son muy fáciles y guardan mucho parecido con el santo rosario que comúnmente conocemos. Esta vez queremos enseñarte la primera de ellas que representa la más sencilla y seguro no te supondrá ningún problema aprenderla en muy poco tiempo.

Lo primero que debes entender es que este rosario a la santísima trinidad a diferencia del que ya conocemos y estamos acostumbrados a realizar, solo implica rezar en las cuentas pequeñas tres veces nueve, es decir; emplear un rosario de tres novenas, así que si quieres puedes tomar como base un rosario común que consta de 10 cuentas y rezar solo nueve, un proceso que harás tres veces, lo cual equivale a 27 cuentas pequeñas.

Y a pesar de lo complicado que pueda sonar eso, en el caso de que seas alguien que no se encuentra muy familiarizado con los rosarios, realmente es muy fácil de realizar pero de igual forma te lo explicaremos paso a paso, para que lo captes de sin tantas complicaciones.

Se inicia con:

La importante señal de la santa cruz (como pasa con los demás rosarios), ya que es esencial que siempre nos persignemos y santigüemos antes de comenzar un acto de fe y obediencia, como lo es este rosario a la santísima trinidad.  Esto como señal de que estamos presentándonos ante su presencia con un corazón dispuesto, como nos lo demanda su palabra.

Resumiendo un poco, recita las siguientes palabras: “Por la señal de la santa cruz, líbranos de nuestros enemigos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.”

Echo esto, lo que sigue en la lista es recitar esta oración que debe ir antes de iniciar las tres novenas:

“¡Ohh! Gran Dios, ¡Ohh! Bondad infinita, quien nunca te hubiera ofendido y siempre te hubiera amado y te amara más que los serafines. Amabilísimo Dios y Padre mío, te amo sobre todas las cosas y más que a mí misma vida; piérdela Señor mil veces antes de que yo te ofenda.”

Luego realizamos la siguiente oración con la que iniciaremos cada novena en cada “cuenta grande” o “cuenta sola”:

Alabado es el Padre que es nuestro Creador. Alabado es el Hijo que es nuestro Salvador. Alabado es el Espíritu Santo que es nuestro Consolador. Alabadas sean las Tres Divinas personas de la Santísima Trinidad que aman con dulce amor”

Por otro lado después de terminar la cuenta grande, en cada cuenta pequeña debemos decir nueve veces lo siguiente:

“Santísima Trinidad socorre esta necesidad”

Al terminar lo que haremos a continuación en las tres cuentas finalizando el rosario será rezar tres veces esta sencilla oración:

“Sacra inefable bondad, Digna de eterna alabanza, Dadnos fe, amor y esperanza. Santísima Trinidad”

Luego nos dispondremos a rezar el Credo:

Y por último solo queda santiguar la despedida y podremos dar por culminado el rezo del rosario a la Santísima Trinidad. No olvides mantener una actitud de reverencia ante cada miembro de ella en todo momento del rezo, ya que lo más importante es disponer de un corazón dispuesto al encontrarnos en su presencia, además de la fe que es esencial en cada oración católica.

Ayúdanos a compartirlo en las redes:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.